Si estás planeando un viaje en compañía de la familia y no sabes dónde puedes ir, una idea muy interesante, sobre todo cuando viajamos con los pequeños de la casa, son los parques de atracciones. Existen infinidad de propuestas de todo tipo, pero en esta ocasión nos ocuparemos de uno de los grandes clásicos: el parque temático Walt Disney World situado en Florida, Estados Unidos.

Una extraordinaria y mágica aventura que gustará tanto a niños como a grandes, y así con la excusa los adultos podrán revivir su infancia a través de algunas de sus películas y atracciones favoritas. El parque está formado por 5 áreas diferentes y cada una de ellas con una temática distinta. La primera es Hollywood Boulevard con una gran cantidad de restaurantes y tiendas, y donde están además las actividades y atracciones dedicadas especialmente al cine.


Otra de las zonas más destacadas es Mickey Avenue, el paraíso de los incondicionales seguidores de este simpático y entrañable ratón, con divertidas atracciones que tus hijos querrán experimentar una y otra vez. Sin embargo, las propuestas de ocio no terminan aquí porque además de todas estas atracciones, también podrás disfrutar de una agenda repleta de espectáculos, tours especiales y visitas guiadas. Aunque si quieres un consejo, te recomiendo visitar el parque en fechas especiales, como por ejemplo en Navidad porque la magia y la fantasía del parque temático de la ciudad de Orlando, te contagiará de ese espíritu navideño tan entrañable.

Y si quieres puedes incluso alojarte en el mismo Parque de atracciones ya que puedes escoger entre una completa variedad de alojamientos con los que disfrutarás de unos días inolvidables. Hospedajes tan diversos como una villa, un camping o un espléndido hotel de lujo, lo que tu economía familiar te permita.