Destinos internacionales para el fin de semana
Escaparse el viernes por la tarde y regresar a casa el domingo por la noche, tras haber disfrutado de un fin de semana de desconexión total en un lugar alejado de nuestro entorno habitual, es una de las mejores formas de cargar las pilas y romper un poco con la aburrida rutina. Para ello, nada mejor que planificar una escapada exprés a algún destino apetecible; y si se encuentra fuera de nuestras fronteras, mucho mejor.

Habrá quien piense que no merece la pena hacer tantos kilómetros para tan poco tiempo, pero en realidad sí que vale la pena. Si sabemos escoger los destinos, podremos llegar a ellos en menos tiempo del que tardamos en conducir hasta la casa del pueblo…

Londres a nuestro alcance

Destinos internacionales para el fin de semana
Lo más importante es buscar ciudades que tengan una buena conexión por avión con la nuestra, o por lo menos, con algún aeropuerto cercano. Capitales como Madrid, Barcelona, Santander, Valencia, Girona o Bilbao, por citar solo unas pocas, cuentan con líneas aéreas low cost que las comunican con ciudades maravillosas, por poco dinero y en trayectos muy cortitos. Londres es una de estas ciudades; en menos de dos horas nos podemos plantar en la capital del Támesis, tomarnos una cerveza negra en sus preciosos pubs, ver el señorial Cambio de la Guardia y subir al London Eye.

¿Marrakech o Cagliari?

Destinos internacionales para el fin de semana
Otra ciudad que merece una escapada es Marrakech. Si buscáis vuelos con suficiente tiempo, encontraréis ofertas estupendas; os saldrá más barato que viajar por el territorio nacional. Marrakech es una ciudad fácil de recorrer, y aunque solo sea para visitar su famosísima plaza Djema el Fnaa, donde el tiempo parece haberse detenido hace siglos, merece la pena planificar un viaje.

Destinos internacionales para el fin de semana
Por último, quienes viváis en Madrid podéis aprovechar la conexión que Ryanair tiene con Cagliari, la capital de Cerdeña, para volar allí a muy buenos precios: el vuelo dura alrededor de una hora y media, y es una ciudad inolvidable.