Cueva luminosa en Croacia
La encantadora y pequeña isla de Bisevo esconde uno de los espectáculos geográficos más asombrosos de nuestro planeta: una cueva luminosa que hará las delicias de los amantes de la naturaleza y de los destinos más desconocidos y misteriosos de la Tierra. Si tú eres uno de ellos, desde Destinolandia queremos invitarte a visitar esta isla, bañada por las aguas del mar Adriático, frente a la costa de Croacia.

Equípate con ropa y calzado cómodo para que nada te impida disfrutar de una maravillosa excursión por la naturaleza de esta región. Una cueva de tan sólo unos 5 kilómetros cuadrados y con acceso desde el mar, que encierra en su interior un asombroso juego de luces y de colores, que no te dejará indiferente.

Cueva luminosa en Croacia
Descubierta en 1884, la cueva obsequia al viajero con los increíbles reflejos del sol sobre el fondo marino de rocas blancas, que se tiñen de una luz mágica y única en todo el mundo. Aunque una belleza similar también puede observarse en la famosa Grotta Azzurra de la isla italiana de Capri. Dos de las cuevas más populares y hermosas del mundo, que no te puedes perder, si tienes la posibilidad de visitar estos países.

Para poder acceder a la Cueva de Bisevo, recuerda que tendrás que coger un pequeño bote desde el mar, para entrar en el interior, a través de una abertura natural de un metro y medio de alto.

Si estás interesado en visitar esta cueva y descubrir en primera persona su increíble belleza, será mejor que consultes en tu oficina de turismo habitual. Y si te queda tiempo, prepárate para sumergirte en la naturaleza y en la cultura más auténtica de Croacia, y en concreto de esta pequeña pero maravillosa isla, porque seguro que no te decepciona.