Los cinco pueblos más curiosos de España
Son muchos los pueblos pintorescos, curiosos, bonitos o espectaculares que podemos encontrar a lo largo de la geografía española. Existen numerosas listas acerca de cuales son los que deben encontrarse en el primer puesto de estas clasificaciones. Hoy os vamos a hablar de los que son los cinco pueblos más curiosos de España.

Comenzando por el sur nos encontramos con Setenil de las bodegas, en Cádiz. Se trata de una localidad que destaca porque parece que ha nacido en la ladera. Sobre las casas vemos montaña, que contrasta con el blanco de sus hogares y que delimita las construcciones que parece sujetan la ladera. Conserva vestigios medievales y se encuentra en la ruta de los pueblos blancos de Andalucía.

Ronda, en Málaga, presenta similitudes con Setenil de las bodegas, aunque los elementos se vuelven del revés. El pueblo se construyó sobre la montaña y las vistas aéreas son simplemente espectaculares al ver la pendiente vertical. Destaca, especialmente, el puente de piedra que se construyó para unir dos laderas que estaban separadas por la naturaleza.

Ronda presenta similitudes con Castellfolit de la roca, un pequeño pueblo de apenas mil habitantes de Girona. Se encuentra situado en lo alto de una ladera y aprovechando al máximo el terreno, tanto que si nos asomamos a la ventana de una de las viviendas tal pareciera que fuéramos a caer por el precipicio.

Los cinco pueblos más curiosos de España

Pueblos costeros

Todos estos pueblos se han construido en horizontal, no ocurre lo mismo con otro de los pueblos más peculiares de España. Cudillero, en Asturias, es una pequeña localidad que se edificó en una ladera, de tal manera que si miramos desde la costa vemos las casas de colores colocadas de forma vertical ofreciendo un espectáculo único.

Y el mar es uno de los elementos que marca el carácter de Cadaqués, en Girona. Si uno se aproxima en barco queda asombrado por la silueta de sus brillantes y blancas casas, coronadas por la iglesia del pueblo.