El cementerio de Montmartre, en París
El turismo funerario se ha puesto de moda en todo el mundo y en buena parte gracias a auténticas obras de arte que son algunos camposantos. Uno de los más importantes, sin lugar a dudas, es el de Montmartre, en París. Misterio, famosos y joyas arquitectónicas son las claves para que este espacio sea una de las zonas más visitadas por los turistas que acuden a la capital francesa.

A finales del siglo XVIII el gobierno parisino decidió erradicar los cementerios del centro de la ciudad por problemas sanitarios. Se habilitaron varios camposantos, de grandes dimensiones, en zonas alejadas. En la zona norte se levantó el de Montmartre, en el que se convertiría en uno de los barrios más bohemios de la ciudad.

Es por ello que en su interior se encuentran cantidad de tumbas de famosos artísticas que son visitadas a diario por seguidores y turistas en general. Cuenta con más de 20.000 tumbras repartidas en 11 hectáreas de terreno, por lo que es recomendable hacerse con un mapa del camposanto antes de iniciar la visita.

Ilustres residentes

Destacados literatos se encuentran enterrados en Montmartre, como Émile Zola, Stendhal, Alejandro Dumas (hijo) o Heinrich Heine. El compositor Jacques Offenbach, los pintores Gustave Moreau o Edgar Degas y el director de cine François Truffaut también descansan en este cementerio.