Catedrales, historia y hermosos paisajes se dan cita en Santorini
En Grecia, un país repleto de historia antigua, ruinas y cultura, se encuentra la isla de Santorini, muy famosa por la belleza de sus paisajes. En este lugar, los turistas pueden visitar dos catedrales de la pequeña ciudad de Fira, de tan sólo 1.500 habitantes y que sin embargo cuenta con dos emblemáticos edificios que son el punto más turístico y cultural de la ciudad.

Ambas catedrales pertenecen a la misma religión pero con distintas formas de entender el Cristianismo. La primera es una Catedral Ortodoxa Metropolitana y está ubicada en el sur de la ciudad, en pleno paseo marítimo. El edificio presenta unas formas redondeadas que suavizan y otorgan más belleza al lugar.

Catedrales, historia y hermosos paisajes se dan cita en Santorini
Mientras que la segunda es una Catedral Católica, mucho más conocida que la anterior. Construida en honor a San Juan Bautista es el centro del barrio católico de la ciudad.
Los visitantes aficionados al turismo cultural encontrarán aquí el lugar perfecto para perderse unos días y disfrutar de la historia viva de Fira. Además, no deben perderse la oportunidad de conocer Santorini, una isla desde luego muy interesante.

Situada en el mar Egeo, es un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas. La isla es el resultado de una enorme explosión volcánica que destruyó los primeros asentamientos de los habitantes del lugar, lo que provocó la desaparición de una buena parte del territorio, surgiendo así la caldera geológica, uno de los rincones más turísticos del continente europeo.

Catedrales, historia y hermosos paisajes se dan cita en Santorini
Sus construcciones tienen un estilo que recuerda mucho al lejano oriente, sus casas blancas con marcos de ventanas y puertas azules, típicas de las costas de Marruecos y Túnez, dotan al lugar de una sencillez, que transmite serenidad y descanso. Su urbanismo reciente presenta un aspecto un poco más desordenado, aunque no consigue restar belleza al lugar, un detalle que los turistas descubrirán paseando por sus calles y rincones más escondidos.