Atolón de Aldraba, un paraíso en el Indico
¿Necesitas un lugar exótico al que viajar en esta época del año? Si la respuesta es sí, presta atención porque voy a descubrirte el destino que estás buscando: el atolón de Aldraba, en el archipiélago de las Seychelles. La mejor manera que se me ocurre de escapar del otoño, ya casi invierno, que vivimos ahora en esta parte del mundo.

Una naturaleza impresionante que combina bosques tropicales con maravillosas playas, espectaculares paisajes marinos y un clima exótico. Estos son algunos de los tesoros que encontrarás si decides elegir las islas Seychelles como tu próximo destino turístico. En ellas, te espera el atolón de Aldraba, Patrimonio de la Humanidad desde 1982.

Un ecosistema único en el mundo

Atolón de Aldraba, un paraíso en el Indico
Un atolón es un conjunto de islas pequeñas que forman un arrecife de coral. Este, con sus 34 km. de largo y sus 15 km. de ancho, es el segundo más grande del mundo (el primero es el de Kiritimati). Comprende cuatro islas (Isla Sur, Isla Media, Isla Oeste y Polimnia, y Asunción) que rodean una laguna azul, y en él habitan especies animales únicas, como las tortugas gigantes de Aldraba (la comunidad tiene unos 150.000 ejemplares). También hay tortugas carey y verdes, y una fauna marina de gran diversidad que supone uno de sus mejores tesoros.

Hoy está administrado por la Fundación de las Islas Seychelles y solamente habitan en el atolón los científicos de una estación de estudio de la vida salvaje.

¿Cómo llegar?

Atolón de Aldraba, un paraíso en el Indico
El atolón de Aldraba está en el Océano Índico, a unos 400 km. al noroeste de Madagascar. Para llegar hasta allí, tendrás de coger un barco desde Victoria, la capital de la isla Mahé. El atolón está abierto al público desde 1991, pero no se puede pernoctar en él.

Mahé es la isla más grande del archipiélago y reúne una interesante oferta en cuanto a alojamiento y lugares de ocio. Además, si te gusta el buceo, estás de suerte; las islas Seychelles son uno de los mejores lugares del mundo para practicarlo.