viajamos-a-hang-sung-sot-la-cueva-de-las-sorpresas-en-vietnam1
Su nombre es un anticipo de lo que nos vamos a encontrar en este rincón de Vietnam. Hang Sung Sot, también conocida como la cueva de las sorpresas es un verdadero espectáculo para la vista.

Descubierta en 1901, esta cueva es una de las tres formaciones cavernosas que podemos encontrar en el país. Situada en la isla de Bo Hon, la cueva de las sorpresas nos deleita con una belleza sin igual. Te invitamos a conocerla.

Naturaleza con sorpresas

A 25 metros sobre el nivel del mar, la cueva Hang Sung Sot fue descubierta en el año 1901 por los franceses. Y tiene mérito su descubrimiento, porque acceder a ella no resulta nada fácil.

viajamos-a-hang-sung-sot-la-cueva-de-las-sorpresas-en-vietnam1
Para llegar a esta cueva hay que superar un empinado ascenso a través de una escalinata de piedra que está ligeramente oculta por la vegetación. Aunque, eso sí, el esfuerzo se ve recompensado ya que el espectáculo que nos ofrece esta cueva es magnífico.

Piscinas naturales y formaciones rocosas de incomparable belleza nos enamoran con su espléndido juego de luces de colores. Una cueva denominada de las sorpresas por las singularidades que podemos encontrar en su interior: las formaciones rocosas describen desde un Buda hasta una gran tortuga. Así como otras formaciones de roca con siluetas eróticas que son, de hecho, las más famosas de todas.

En las entrañas del mundo

viajamos-a-hang-sung-sot-la-cueva-de-las-sorpresas-en-vietnam1
Una cueva en las entrañas del mundo que es una visita obligada si viajamos hasta la Bahía de Halong, en los casi 2.000 islotes rocosos que salpican este escenario natural. Frondosa vegetación selvática y gran diversidad de flora y fauna nos descubren unos paisajes de incomparable belleza natural. Y es que, además de la cueva, este rincón de Vietnam tiene otras muchas joyas paisajísticas.

Por algo Hang Sung Sot ostenta el título de una de las cuevas más espectaculares y sorprendentes del mundo.