Turismo en Caracas, la capital de Venezuela
La capital venezolana tiene un sinfín de actividades de ocio para todos los gustos. Su privilegiada situación dentro de un valle montañoso y a unos 15 kilómetros del mar Caribe, explica que sus habitantes y turistas disfruten de un clima cálido intertropical de montaña, con agradables temperaturas.

Caracas es una ciudad muy diversa con numerosos parques, plazas, modernas construcciones arquitectónicas, iglesias y espacios dedicados al turismo. Una de las muchas visitas recomendadas es la Casa Natal de Simón Bolívar, con más de 200 años de antigüedad, y que actualmente es un museo donde se conservan algunas piezas originales del Libertador.

Turismo en Caracas, la capital de Venezuela
Las Torres de Parque Central son una de las construcciones que más sorprenden a los turistas por su moderna y vanguardista arquitectura, además de ser las torres más altas de Sudamérica. Es un espacio que alberga zonas de residencia, centros comerciales, culturales y de ocio.

Turismo en Caracas, la capital de Venezuela
Los amantes de la naturaleza tienen una cita obligatoria en los numerosos parques de Caracas donde disfrutarán de la belleza paisajística de su entorno. Si vas en compañía de los más pequeños de casa, sorpréndeles con una divertida actividad en familia en el Parque Zoológico El Pinar. Su gran variedad de animales, además de su asombroso espacio natural, lo convierten en el rincón preferido de los niños.

La oferta cultural de Venezuela está formada por una gran variedad de museos como el de Bellas Artes, la institución más antigua del país. Otros como el Museo de Ciencias, el principal y más interesante recorrido cultural de la ciudad, y el de Arte Contemporáneo, con obras de artistas del periodo posterior a la segunda guerra mundial, completan la propuesta museística.

Turismo en Caracas, la capital de Venezuela
La gastronomía es otro motivo más para cruzar el charco y descubrir las innumerables posibilidades de la cultura venezolana. El plato más afamado del país es el pabellón criollo, elaborado a base de judías negras, arroz blanco, carne mechada y tajadas. Esta y otras muchas propuestas culinarias son una autentica explosión de sabores, que satisfacen hasta las pretensiones de los más exigentes.