Turismo deportivo en Costa Rica
Los amantes del deporte, la aventura y las emociones fuertes tienen una cita obligada en Costa Rica, donde su privilegiada naturaleza y entorno de incomparable belleza te ofrece la posibilidad de practicar actividades hasta ahora desconocidas y que tal vez no puedas descubrir en otros rincones del mundo.

Así que si te animas a visitar el país no te olvides de practicar canopy, una actividad muy recomendable para los incondicionales de los deportes extremos y de riesgo. Se trata de desplazarse de un árbol a otro colgado de un cable de acero, sujeto por un arnés en la cintura y con ayuda de tus manos como único elemento de freno y de apoyo, que deben estar muy bien protegidas por guantes.

Si tienes vértigo puede que no sea muy aconsejable practicar esta actividad, ya que te encontrarás situado a una altura de 100 metros sobre el suelo, y además alcanzarás una velocidad cerca a los 70 u 80 kilómetros por hora. Por lo tanto es una actividad especialmente indicada para los más atrevidos y aventureros que quieren poner a prueba sus nervios y sus habilidades, mientras disfrutan del hermoso paisaje que ofrece la naturaleza de Costa Rica, y en concreto la Reserva de Monteverde que es donde se realiza la actividad.

Un privilegiado espacio situado en la Cordillera de Tilarán que ofrece una magnífica panorámica, donde se dan cita cada año cerca de 70.000 turistas procedentes de todos los rincones del planeta, sobre todo porque el lugar permite contemplar una gran variedad de aves de distintas especies.

Así que si tienes espíritu de explorador y quieres vivir una experiencia única e irrepetible, no te olvides de visitar la Reserva Biológica de Monteverde, donde los guías te explicarán todo lo que necesitas saber para que disfrutes al máximo de este momento y con total y absoluta seguridad.