Templo budista en Japón
El budismo se ha puesto muy de moda, una filosofía compartida por muchos hombres y mujeres de todos los rincones del mundo, que aspira a alcanzar un completo despertar espiritual. Si eres un amante de las enseñanzas y prácticas budistas que persiguen ese estado de nirvana, hay un país que no puedes olvidarte de visitar, porque en él encontrarás los templos budistas más asombrosos que te puedas imaginar.

Naturalmente estoy hablando de Japón, un territorio en el que encontrarás una amplia variedad de templos que se han convertido en todo un símbolo del país. Uno de los más famosos y antiguos templos budistas imperiales es Yakushi-ji, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y además recibe la denominación de Monumentos históricos de la antigua Nara. Un dato curioso es que el Templo debe su nombre a Yakushi Nyorai, El Buda de la Medicina, que fue uno de las primeras deidades budistas en llegar a Japón desde China en el año 680.

Templo budista en Japón
Su espectacular arquitectura es un auténtico regalo para la vista y para los cinco sentidos que te dejará sin palabras, una de esas experiencias únicas e irrepetibles que posiblemente no tengas la oportunidad de volver a disfrutar. El diseño de Yakushi-ji es simétrico con dos salas principales y dos pagodas de tres plantas, que confieren al templo de una increíble y majestuosa belleza, además de un mágico encanto que transmite paz y serenidad.

Templo budista en Japón
Con la excusa de vivir una experiencia budista, también podrás descubrir la auténtica cultura japonesa y ser testigo de las milenarias y místicas costumbres y tradiciones. Un recorrido por un país de ensueño que forma parte de esas propuestas vacacionales en territorios desconocidos, que no todos los días tenemos la oportunidad de conocer y cuya visita es muy aconsejable. Así que ya puedes empezar a ahorrar para vivir una experiencia extraordinaria.