Sorrento, vacaciones de ensueño en un paraíso terrenal
Sorrento es uno de los destinos más románticos y populares de la bella Italia, con unos espectaculares paisajes que poseen una serena y terrenal belleza natural. Situada sobre un estrato de roca de origen volcánico de unos cincuenta metros sobre el nivel del mar, presume de unas espectaculares vistas a las verdes colinas de Sant’ Agata.

Entre sus hermosos paisajes, los turistas pueden contemplar los numerosos naranjos, olivos, viñedos, almendros y nogales, que convierten a Sorrento en una tierra romántica con unas vistas inolvidables y majestuosas. La fama de este pueblo italiano es tal que ha recibido la visita de muchos ilustres turistas como los escritores Alejandro Dumas y Oscar Wilde o el filósofo Nietzsche, entre otros.

Las vacaciones en Sorrento también son sinónimo de descanso y de cultura, ya que los turistas tienen la oportunidad de descubrir las antiguas ruinas de Pompeya y Herculano, además de visitar los pueblos de Nápoles, Amalfi, Positano, Capri, Salerno y otros muchos lugares más de esta seductora región italiana.

Sorrento, vacaciones de ensueño en un paraíso terrenal
A pesar de su escasa población, la ciudad es un concurrido punto turístico similar a Nápoles. Asimismo, ofrece espacios de lo más diversos y para todos los gustos, ya sean de carácter más cultural como la Iglesia de San Francisco de Asís y museos, o bien otros para disfrutar del descanso que ofrecen sus espectaculares playas.

Los turistas no deben irse sin probar el producto más típico de la ciudad: el Limoncello, un licor a base de limón con una reconocida producción a nivel mundial por su alta calidad.

Sorrento, vacaciones de ensueño en un paraíso terrenal
En cuanto al centro histórico de la ciudad, muestra todavía el trazado ortogonal de las calles de origen romano, mientras que hacia el monte Sorrento se encuentra rodeada de murallas del siglo XVI. Un detalle curioso que sorprende a muchos turistas es que el nombre de Sorrento tiene su origen en las míticas sirenas, mitad mujeres y mitad peces que forzaban a los navegantes a naufragar contra sus rocas. Sin duda una ciudad repleta de sorpresas y de una belleza paisajística que no dejará indiferente a ningún turista.