Rovos Rail, las maravillas de África en el tren más lujoso del mundo
Una propuesta diferente para disfrutar de unos días de descanso y visitar distintos lugares en poco tiempo es coger el Rovos, un lujoso tren que recorre distintos territorios de la geografía africana.
También conocido como el orgullo de África, está considerado por muchos turistas el tren más lujoso del mundo, su confort, elegante decoración y su prestigiosa historia lo demuestran.

En dos días aproximadamente recorre 1600 kilómetros entre Pretoria y Ciudad del Cabo, aunque el turista puede escoger la ruta que quiera puesto que existen otros recorridos para poder contemplar los sobrecogedores paisajes de África. Desde este impresionante tren es posible contemplar las Cataratas Victoria y visitar el Parque Nacional Kruger para participar en un safari.

Rovos Rail, las maravillas de África en el tren más lujoso del mundo
En total puede transportar a 72 pasajeros y está compuesto por 19 coches tirados por dos locomotoras a vapor que según el itinerario escogido puede ser diesel o eléctrica. Todos los años se organizan distintos itinerarios para que el turista tenga una mayor variedad de opciones.

El Rovos Rail cuida al máximo sus detalles y decoración en cada una de sus 36 habitaciones, algunas de ellas auténticas suites reales que no tienen nada que envidiar al mejor hotel del mundo. Los viajes tienen una duración que puede ser de 24 horas hasta 14 días completos, aunque el precio puede ser algo desorbitado. Los precios de las estancias incluyen todo tipo de servicios como excursiones, desayunos, comidas, cenas…

Rovos Rail, las maravillas de África en el tren más lujoso del mundo
Así que si quieres ver los rincones más ocultos del continente africano tienes una cita en este impresionante tren donde tan solo tendrás que elegir cualquiera de las tres posibilidades que te ofrece Rovos Rail, la Royal Suites, Deluxe Suites o Pulman Suite. Una verdadera y única experiencia en la vida contemplar los pueblos más escondidos del país, las manadas de leones, elefantes, leopardos y rinocerontes, rodeado de una decoración de estilo victoriano.