Qué ver en Zúrich
La ciudad más grande de Suiza, y principal destino turístico del país, esconde multitud de secretos y de lugares de interés que los amantes de la cultura y de la historia no se pueden perder. Así que ponte ropa y calzado cómodo para hacer un pequeño recorrido por las callejuelas, plazas, avenidas y espacios verdes de Zúrich, donde la propuesta cultural es uno de sus principales atractivos.

Una de tus primeras visitas puede ser la Iglesia de San Pedro, que es la más antigua de la ciudad, que data del siglo XIII. Las extraordinarias formas de la construcción destacan por encima del resto de edificios y construcciones de Zúrich, dando a la ciudad un aire mágico e inolvidable.

Qué ver en Zúrich
Tu recorrido cultural también te llevará hasta el Puente Mülesteg, desde donde podrás capturar unas espectaculares imágenes de la ciudad. Una gran variedad de escenarios y monumentos donde se dan cita modernidad, arquitectura y el arte más antiguo de esta cosmopolita y encantadora capital europea.

Desde Destinolandia te recomendamos que realices tu excursión a pie para no perderte ningún rincón de Zurich. Como por ejemplo la Catedral de Grossmünster, cuyas majestuosas columnas y detalles arquitectónicos del Románico convierten a esta maravillosa construcción en una visita obligada.

Qué ver en Zúrich
Mientras que si eres un amante de la naturaleza, no te puedes perder el Antiguo Jardín Botánico de Zúrich, que te sorprenderá con una amplia variedad de exuberantes plantas, procedentes de todos los rincones del planeta. Por lo que se refiere a la propuesta museística, no te puedes perder la Fundación Bührle, en cuyas galerías encontrarás una importante colección de obras pictóricas de artistas tan importantes como Monet, Goya, Picasso, Renoir, Van Gogh y Sisley, entre otros muchos.

Y como broche final para una escapada inolvidable, nada mejor que sentarse ante una buena mesa con los platos más tradicionales de la gastronomía de Suiza. Un exquisito souvenir que hará las delicias de los gourmets más exigentes y que te ayudará a recargar energías para continuar tus descubrimientos culturales por la ciudad.