Qué ver en Lisboa
Si estás planeando una escapada a Lisboa, será mejor que tomes buena nota de todos los lugares de interés que encontrarás en esta maravillosa ciudad portuguesa. Ponte ropa y calzado cómodo para no perder ningún rincón de la capital, porque te esperan muchas cosas por descubrir.

Una de tus primeras visitas puede ser la Catedral de Lisboa, que es la construcción religiosa más importante de la ciudad, sin olvidar por supuesto el Monasterio de Jerónimos, cuya majestuosa arquitectura te dejará sin aliento. Aunque si te gustan las construcciones medievales, acércate al Castillo de San Jorge. Su privilegiada situación en lo alto de una colina del mismo nombre, obsequia a los turistas con unas excelentes vistas panorámicas y una arquitectura que transportará a lejanas épocas históricas. Sin duda, uno de los símbolos más importantes y populares de la ciudad.

Qué ver en Lisboa
La Torre de Belém es otra las visitas favoritas de los turistas que se acercan a la capital portuguesa. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, la construcción está bañada por las aguas del río Tajo y goza de unas vistas asombrosas de la región. A lo largo de tu recorrido por Lisboa, no te olvides de visitar tampoco la Plaza del Comercio, la más hermosa y la que más turistas recibe.

Aunque si buscas diversión, en la Plaza del Rossio encontrarás todo lo que buscas. El rincón más animado de la ciudad y el que alberga mayor número de bares y de restaurantes. En cuanto a propuestas museísticas se refiere, destaca el Museo Nacional de los Coches que alberga una importante colección de carruajes que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Qué ver en Lisboa
Y como colofón final para unas vacaciones inolvidables, nada mejor que probar los platos más deliciosos de la gastronomía portuguesa. Tradición, innovación y materias primas de la más alta calidad se dan cita en las propuestas gastronómicas del país.