Qué ver en la Costa de Sol
Andalucía reúne todo lo que cualquier turista necesita para desconectar del estrés de las grandes ciudades y disfrutar de unas buenas vacaciones. Un clima envidiable, una naturaleza de ensueño, una cultura fascinante, y una oferta de ocio muy variada para todos los gustos y edades. Sin duda son unos buenos motivos para acercarse a descubrir esta seductora región española, aunque en el artículo de hoy encontrarás otras muchas razones más para viajar a la Costa del Sol, y en concreto a la famosa ciudad de Ronda.

La inconfundible arquitectura y los impresionantes paisajes naturales que encontrarás a lo largo y ancho de la ciudad están impregnados de historia y de belleza. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la Cueva de la Pileta, donde te espera el asombroso arte rupestre de los primeros habitantes. Declarada Monumento Nacional, la cueva está abierta todos los días del año de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00 horas, excepto la temporada de otoño-invierno que cierra a las 17:00.

Qué ver en la Costa de Sol
Continuando con nuestro recorrido cultural por la ciudad, tampoco puedes olvidarte de visitar el Museo Lara, que alberga una importante colección de arte y antigüedades de la región, además de asombrarte con la arquitectura de los Baños Árabes, construidos a finales del siglo XII y a principios del XIV.

Sin embargo aquí no termina todo, puesto que las propuestas de ocio en Ronda también están pensadas para los turistas más aventureros. Si te acercas a la Sima del Diablo podrás practicar descenso de barrancos, cascadas y saltos, o bien explorar las profundidades de la Cueva de Gato, una maravillosa galería subterránea rica en formaciones geológicas.

Qué ver en la Costa de Sol
Como puedes ver sobran los motivos para acercarse a descubrir Ronda, ya sea por la espectacular belleza de sus paisajes, como por la simpatía y hospitalidad de sus gentes, o bien por la cultura e historia que desprende la ciudad. Escoge la excusa que prefieras, pero no te olvides de acercarte a una municipio tan encantador como auténtico.