Qué ver en la Bretaña francesa
La riqueza histórica de la encantadora ciudad francesa de Saint-Malo se aprecia a la perfección en muchas de sus emblemáticas construcciones, en la cultura y en el estilo de vida de sus habitantes. Una ciudad con un importante pasado marítimo y medieval que hará las delicias de los viajeros más curiosos. Así que si estás pensando en descubrir Francia, no olvides que el país galo esconde muchos territorios dignos de ser visitados, como es el caso de esta maravillosa ciudad situada en la región francesa de Bretaña.

El centro histórico de Saint-Malo está totalmente amurallado por una construcción circular del siglo XIII, una particularidad que se convierte además en uno de los principales atractivos de la ciudad. Esta muralla se debe a que durante la edad media Saint-Malo era una isla fortificada que mantenía su autonomía al tratar con las autoridades francesas y bretonas. De hecho, durante la época de 1490-1493, la ciudad se declaró una república independiente.

Qué ver en la Bretaña francesa
Otro detalle muy curioso es la importante y rica historia marítima de Saint-Malo, tanto es así que la ciudad tiene una de las mayores concentraciones de restaurantes de mariscos de Europa. Así que en esta encantadora ciudad, además de dar un paseo por la época medieval, también tendrás la oportunidad de saborear algunos de los mejores platos del mundo. Cabe destacar también su puerto histórico que tiene un importante y legendario pasado gracias al comercio marítimo y a los muchos descubridores que se acercaron a estas costas.

Como colofón final para una visita de ensueño, no puedes olvidarte de admirar las increíbles vistas que ofrece Saint-Malo. Unos maravillosos paisajes que parecen recién salidos de una pintura al óleo. Así que no dejes pasar más el tiempo y prepárate para unas vacaciones perfectas, rodeado de cultura, gastronomía e historia.