Parque Natural da Arrábida en Portugal
Si estás buscando un lugar en el que alejarte del estrés de las grandes ciudades y rodearte de la naturaleza más extraordinaria que te puedas imaginar, te recomiendo que visites el Parque Natural da Arrábida, una reserva biogenética de Portugal. Un maravilloso regalo de la naturaleza que obsequia a los turistas con unos asombrosos y espectaculares paisajes de gran belleza e invitan a realizar una meditación, gracias a la paz y a la tranquilidad que se respira en este asombroso rincón de la región portuguesa.

Su vegetación principalmente mediterránea y la riqueza de la fauna que habita en la región son otros de sus principales atractivos que dotan al parque de un mágico y seductor encanto. Una reserva irresistible y repleta de contrastes en la que además encontrarás un Museo Oceanográfico que está ubicado en la Fortaleza de Santa María da Arrábida, una majestuosa construcción del siglo XVII que esconde en su interior unos impresionantes acuarios con la flora y la fauna más sorprendente y típica de la región.

Parque Natural da Arrábida en Portugal
Otra visita muy aconsejable es el complejo de edificios religiosos que está compuesto por el Convento franciscano da Arrábida, una iglesia, varias capillas y otras dependencias que convierten a estos edificios en un singular y encantador pueblecito. Aunque la visita favorita de buena parte de turistas procedentes de todos los rincones del mundo son sus espectaculares playas, donde si el tiempo acompaña podrás disfrutar de unas vistas inmejorables y de un divertido chapuzón en el agua.

Parque Natural da Arrábida en Portugal
Y como broche final para una escapada inolvidable, nada mejor que saborear los platos más tradicionales de la gastronomía del país. Una exquisita forma de descubrir la auténtica cultura portuguesa, así que no te lo pienses más y concédete unas merecidas vacaciones.