Parque de las esculturas en Europa
La desconocida naturaleza de Noruega esconde un espacio de incalculable belleza paisajística que se conoce con el nombre de Parque de Vigeland y está situado en la capital del país, Oslo. Un espectáculo único e irrepetible en todo el mundo que combina la asombrosa naturaleza típica de la región con los monumentos más impresionantes de la cultura noruega.

Una de las principales atracciones del parque es Monolitten, un espectacular bloque de granito que se alza de una manera espectacular sobre una plataforma escalonada, donde podrás descubrir unas figuras humanas totalmente desnudas y entrelazadas. Otra de las esculturas más famosas del parque es Sinnataggen, un simpático niño con gesto enfadado.

Parque de las esculturas en Europa
Sin embargo, aquí no termina todo, porque distribuidas a lo largo y ancho del parque encontrarás otras 57 esculturas más, que ofrecen un espectáculo de lo más singular y pintoresco. Lo que explica que el parque se haya convertido en un auténtico símbolo de la ciudad de Oslo que está presente en postales y numerosos souvenirs de todo tipo.

Parque de las esculturas en Europa
Si observas bien el conjunto de esculturas del parque seguro que te das cuenta de que todas ellas representan escenas de nuestra vida cotidiana, desde el nacimiento, hasta la infancia, la adolescencia, las primeras experiencias amorosas, la familia, la vejez y la muerte. Todas estas experiencias están fielmente representadas logrando así un conjunto artístico de una gran riqueza visual y de incalculable valor artístico.

Así que si te eres un gran aficionado del arte y de la naturaleza más asombrosa, tienes una cita obligada en este espectacular parque, eso sí no te olvides de guardar en tu equipaje la cámara de fotos porque estas perfectas representaciones de experiencias humanas son dignas de ser retratadas y compartidas entre toda tu familia y amigos.