Oporto, una ciudad con futuro
A pesar de la cercanía de nuestro vecino Portugal, muchos de nosotros todavía conocemos más bien poco de todo lo que este país nos puede ofrecer. Su multitud de rincones, monumentos, museos, actividades culturales y su interesante historia, estrechamente relacionada con la nuestra, te esperan para ser descubiertas.

La maravillosa ciudad de Oporto es un ejemplo de ello. La segunda ciudad más importante del país, después de Lisboa, presume de un patrimonio histórico de gran antigüedad que se aprecia en cada uno de sus sorprendentes y mágicos espacios.

Oporto, una ciudad con futuro
Algunos de sus principales puntos de interés turístico son el centro histórico de la ciudad que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, junto con otros atractivos culturales como por ejemplo la Torre de los Clérigos, la Casa de la Música y la Fundación Serralves que es el museo más visitado de todo el país, en parte por su completa colección dedicada al arte contemporáneo.

El nombre de la ciudad se debe a su puerto, otra de las visitas más recomendadas, un factor que condiciona en gran medida la cultura y la gastronomía de esta región, a la que muchos consideran como la capital del norte de Portugal.

Oporto, una ciudad con futuro
Oporto también es conocida como la ciudad de los puentes debido a la abundante presencia de estas construcciones, de gran belleza arquitectónica y con un innovador estilo. No cabe duda de que toda esta oferta de ocio cultural convierte a la ciudad portuguesa en escenario de una importante inversión, tanto a nivel nacional como internacional, y con una economía muy próspera.

En el plano gastronómico, no debes irte de Oporto sin probar los platos más típicos de la región, además de su delicioso vino, sin duda uno de mis favoritos. Un vino fortificado cuya textura y sabor robusto a la vez exquisito, que enamorará incluso a los paladares más exigentes.