Ópera House en Sidney
Una de las primeras imágenes que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la capital de Australia, Sidney, es el característico y emblemático edificio Opera House o Casa de la Ópera. Su inolvidable e innovadora arquitectura, entre otros muchos atractivos atrae la atención de millones de turistas a lo largo del año.

La Opera House ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y acoge todo tipo de actuaciones musicales, de ballet, obras de teatro y prestigiosos espectáculos procedentes de todos los rincones del mundo.

Ópera House en Sidney
Situado en la bahía de Sidney, la peculiar estructura del edificio nos recuerda las velas de un barco. Un verdadero espectáculo para los cinco sentidos, cuya belleza es difícil de retratar por una cámara fotográfica.

Se trata de un edificio expresionista de lo más innovador como bien sugiere su diseño, formado por unas grandes conchas prefabricadas que se superponen dando lugar a una característica construcción que ha sido incluso protagonista de numerosas películas y series de televisión.

Por lo que se refiere al interior dispone de cinco escenarios destinados a diversas representaciones artísticas con un gran órgano que presume de ser el más grande del mundo, con diez mil tubos. Una Sala de Conciertos, un Teatro de Ópera, un Teatro para obras teatrales y de estudio y una Sala de Música, entre otros forman parte de los espacios destinados a los diversos espectáculos artísticos que acoge la ciudad.

Ópera House en Sidney
Una visita recomendada para todos aquellos curiosos turistas que se acercan a la capital de Australia y quieren maravillarse con su desconocida cultura y arquitectura. El edificio es fruto de un concurso donde participaron centenares de ideas que aspiraban a convertirse en un icono de la ciudad, que al mismo tiempo promocionase la capital en todo el mundo. En la actualidad es una construcción de referencia en cuanto a la arquitectura australiana se refiere, que además ha servido de referencia para otros proyectos.