Museos Vaticanos
Si te gusta el turismo cultural y eres un gran apasionado de la historia y del arte, tu destino de vacaciones perfecto es Roma. Una ciudad que desprende sabiduría y cultura. Buena prueba de ello son sus cerca de 150 museos de todo tipo, científicos, arqueológicos, artísticos, pictóricos, incluso un museo del pan y por supuesto de la pasta, entre otros muchos.

Sin embargo, si quieres visitar los museos más importantes tendrás que desplazarte hasta la ciudad del Vaticano, donde encontrarás una gran variedad de colecciones que merecen una distinción especial, tanto por su enorme valor artístico, como por la antigüedad de sus obras. Un testimonio que durante siglos ha sido protagonista de la vida cultural en Roma.

Museos Vaticanos
En el Vaticano encontrarás una oferta muy cuidada y completa, con una gran diversidad de colecciones procedentes de los distintos rincones del planeta y de diferentes épocas históricas. El interior de esta majestuosa ciudad alberga obras dedicadas a la arqueología clásica con sorprendentes y antiguas piezas de arte.

Además de una espectacular pinacoteca con los artistas más importantes e influyentes del arte italiano y las grandes obras de los maestros renacentistas, donde destacan nombres como Miguel Ángel, Rafael, Boticcelli, y otros no tan conocidos para el público general como Perugino o Pinturicchio, entre otros muchos nombres cuyas obras son actualmente el mejor legado artístico.

Museos Vaticanos
Por supuesto el arte antiguo es una de las colecciones favoritas de muchos turistas que visitan el Vaticano. El arte egipcio y etrusco ofrece piezas de incalculable valor artístico y etnológico procedentes de todos los rincones de nuestro planeta. Piezas sagradas de diferentes religiones y culturas de todo el mundo que te sorprenderán gratamente.

Museos Vaticanos
Los museos también albergan piezas históricas muy curiosas como muebles, carrozas, tapices, mosaicos o cerámicas, también de diversas procedencias. El interior de los muros de esta majestuosa ciudad del Vaticano, con sus impresionantes galerías, estancias y muros, convierten a estas colecciones en las mejores y más impresionantes del mundo.