Museos en Marrakech
La ciudad de Marrakech, una de las más importantes de Marruecos, es muy conocida por sus innumerables monumentos, algunos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que convierten a este maravilloso y encantador territorio en un lugar de referencia que atrae el interés y la curiosidad de cientos de turistas procedentes de todos los rincones del mundo. Sin embargo, este místico y mágico lugar tiene otros muchos encantos como por ejemplo su oferta museística, que si bien no es tan importante como el resto de actividades culturales, son una visita imprescindible.

Una de las citas culturales más importantes está en Dar Cherifa, es decir una galería-café que se ha convertido en uno de los puntos de la escena artística más emblemáticos de la ciudad. El edificio data del siglo XVI y en su interior, que goza de una espectacular decoración, podrás ser testigo de unas exposiciones de arte contemporáneo y fotográfico, donde además también podrás asistir a conciertos de música tradicional, presentaciones de libros o bien disfrutar de una agradable y humeante taza de té.

Mientras que Museé de Marrakech es un edificio más moderno que fue inaugurado a finales de los años noventa, en un palacio del siglo XIX cuidadosamente restaurado. El museo acoge una colección permanente de arte marroquí contemporáneo, aunque además organiza exposiciones y otros eventos culturales. Su interior también esconde una preciosa colección de libros y caligrafía islámica, sin olvidar una interesante recopilación de litografías y acuarelas de temas marroquíes.

Para terminar tu recorrido museístico te animo a visitar Musée Tiskiwin que alberga una magnífica colección de cerámicas, alfombras, tejidos y ropas bereberes. Así que a medida que recorras el edificio podrás dejarte seducir con cada una de las diferentes regiones del país que están muy bien representadas a través de sus productos artesanales más característicos.