Monumentos raros en Estocolmo
Estocolmo es la capital de Suecia y también una de las ciudades más hermosas del país, un hecho del que no tenemos la menor duda, sobre todo cuando hablamos con los turistas que cada día se acercan a la capital deseosos de conocer su espléndida y maravillosa cultura. Si te animas a visitar este encantador territorio, te aconsejo que te acerques a contemplar uno de los monumentos más sorprendentes que existen, principalmente debido a su maravillosa originalidad.

Me estoy refiriendo naturalmente a esa simpática vaca astronauta que adorna de una manera tan curiosa y peculiar la ciudad. Un espectáculo que llama la atención de muchos viajeros que pasean por la ciudad ajenos a todo, y de repente descubren una construcción de semejantes características. Como la capital es muy grande aquí no termina la cosa, ya que también podemos continuar nuestra visita con otras muchas propuestas de ocio como por ejemplo los monumentos y los museos que podemos encontrar a lo largo y ancho de la encantadora capital de Suecia.

Monumentos raros en Estocolmo
La mejor manera de conocer Estocolmo es callejear y perderse por los distintos rincones de la ciudad, por cada una de sus calles, avenidas y plazas. Así que prepara a conciencia tu equipaje con todo aquello que puedas necesitar, y por supuesto no te olvides de meter la cámara de fotos, un verdadero delito si te vas de esta encantadora ciudad sin fotografiar cada uno de sus maravillosos espacios.

Y para terminar nuestra escapada de ensueño de la mejor manera posible, nada mejor que descubrir los aromas y los sabores más típicos de la gastronomía de Suecia que está repleta de espectaculares platos que combinan perfectamente innovación y modernidad. Si todos estos motivos te parecen pocos para dejarte seducir por una ciudad tan increíblemente inolvidable, debes saber que la oferta turística se completa también con espectáculos de teatro, visitas guiadas por los pintorescos municipios del entorno y la simpatía de sus gentes.