Monumento budista más grande del mundo
A lo largo y ancho de nuestro planeta encontramos curiosas edificaciones que consiguen sorprendernos incluso cuando pensamos que prácticamente nada puede llamar nuestra atención. Pero siempre descubrimos alguna de esas construcciones o monumentos que nos dejan sin palabras y que hace que nos preguntemos cómo puede el ser humano edificar semejantes obras arquitectónicas.

Un buen ejemplo es el monumento budista más grande del mundo, que recibe el nombre de Borobudur. Situado en la isla de Java en Indonesia, encontramos esta soberbia construcción de piedra maciza que necesitó de casi 80 años para ser edificada por completo. En total son 123 metros cuadrados de base, distribuidos en seis terrazas cuadradas y tres circulares, y cuyo punto más elevado supera los 42 metros de altura.

Monumento budista más grande del mundo
Otro aspecto que atrae el interés de muchos turistas es la misteriosa leyenda que rodea a este enigmático monumento, ya que su construcción fue abandona por causas desconocidas. Algunas teorías apuntan a la llegada del islam a la isla y otras a la emigración de los habitantes de la región a otras zonas del país. Actualmente el monumento está en buen estado de conservación, ya que fue totalmente restaurado y recuperado, tras quedar sepultado durante siglos bajo las cenizas de una erupción volcánica y posteriormente por la vegetación de la selva.

Monumento budista más grande del mundo
Su arduo trabajo de reparación consiguió devolver la majestuosa belleza de esta espléndida construcción que fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991. Si estás penando en hacer una visita a este privilegiado rincón de la naturaleza de Indonesia, debes saber que Borobudur se encuentra situado a 40 kilómetros de la ciudad de Yogyakarta, y que puedes llegar hasta esta construcción en transporte público, aunque muchas agencias de viajes organizan excursiones hasta el lugar.

En cualquier caso, al tratarse de un importante centro de peregrinación budista seguro que no tienes demasiados problemas para llegar hasta él, ya que es un punto de gran interés tanto desde el punto de vista del turísmo como del budismo.