Madeira, una paradisíaca isla portuguesa
Si estás planeando una escapada para disfrutar de unos días de descanso y descubrir nuevas experiencias y culturas, no hace falta que viajes muy lejos para conseguirlo. Portugal tiene un encanto natural que seguro desconoces a pesar de su cercanía geográfica.

Si no sabes a qué zona del país puedes ir, una interesante recomendación es Madeira, el segundo archipiélago de Portugal donde podrás darte un relajante baño en sus tibias y cristalinas agua, con una temperatura muy similar a la de Canarias. Si visitas la región en verano, disfrutarás de los deslumbrantes rayos del sol y de sus agradables aguas, con alrededor de unos 26º centígrados.

Madeira, una paradisíaca isla portuguesa
Su origen volcánico confiere a la naturaleza de la isla de un toque exótico y original, un auténtico paraíso en el que perderse durante unos días y volver con energías renovadas. El clima, al igual que su geología, tiene temperaturas suaves y muy agradables, que permiten una fauna marítima de tipo tropical, lo que aporta un mayor atractivo a la zona.

En Madeira existe un amplio abanico de actividades para disfrutar de tu tiempo. Puedes ir sumergirte de lleno en sus aguas y practicar cualquier tipo de deporte acuático, como surf, esquí, pesca o submarinismo, la mejor forma de conocer esa famosa y tan característica fauna marina. Si prefieres quedarte en la superficie, puedes relajarte durante un sugestivo paseo en diferentes embarcaciones donde podrás ver simpáticos delfines y sombrosas ballenas.

Madeira, una paradisíaca isla portuguesa
La oferta terrestre también es muy atractiva, excursiones para visitar los lugares más turísticos de la zona, paseos a caballo, golf o ascensores panorámicos desde donde podrás contemplar las espectaculares vistas que ofrece Madeira.

La vida nocturna es otra de las actividades imprescindibles de la ciudad, una cena romántica en pareja para saborear los platos típicos de la gastronomía del país o una fiesta loca con tus amigos en los locales más de moda. La oferta de ocio es de lo más variada y para todos los gustos y edades, una experiencia única en uno de los destinos turísticos más solicitados de Europa.