Lugares de interés en Rio de Janeiro
Brasil es mucho más que sol y playa. Es naturaleza, diversión, deporte de aventuras, gastronomía y una fascinante y rica cultura. Motivos suficientes para visitar este encantador y exótico país, donde no tendrás ni un solo momento para aburrirte, así que toma buena nota de los lugares imprescindibles que debes visitar, y empieza a preparar tus maletas.

Gran parte de la oferta turística brasileña se concentra en su capital, Rio de Janeiro, conocida en todo el mundo por su famoso y colorista carnaval. Así que si tienes la oportunidad de viajar en esas fechas, los meses de marzo y abril, podrás ser testigo de la fiesta más alegre y apasionante del planeta.

Lugares de interés en Rio de Janeiro
Un símbolo de Rio de Janeiro es el famoso Cristo Redentor, que se alza majestuoso sobre lo alto del cerro del Corcovado, a 709 metros sobre el nivel del mar. La subida te garantizo que merece la pena, porque una vez aquí podrás contemplar los paisajes más extraordinarios que te puedas imaginar y a vista de pájaro. Tu primera y obligatoria visita.

Los amantes de la naturaleza no pueden olvidarse del Parque de Tijuca de Rio de Janeiro. Una inmensa selva urbana con impresionantes grutas, cascadas y altas montañas que no podrás contemplar en ningún otro lugar del planeta. Más de 3.000 hectáreas, declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco, que podrás recorrer por diversas rutas de senderismo y te llevarán a miradores, que obsequian a los viajeros con extraordinarias vistas panorámicas.

Lugares de interés en Rio de Janeiro
Las playas de Rio de Janeiro son otro buen motivo para viajar hasta este exótico destino de ensueño. Disfruta de un refrescante baño en las aguas de la famosa playa de Copacabana, de Ipanema o de Botafogo, donde además de tomar el sol podrás presenciar conciertos y espectáculos muy diversos.

Lugares de interés en Rio de Janeiro
Y para los enamorados del arte brasileño, nada mejor que acercarse hasta la Catedral de Rio de Janeiro. Una majestuosa construcción, situada en pleno corazón de la ciudad, cuyos detalles arquitectónicos destacan por su modernidad y por sus soberbias vidrieras de colores.