Historia y erotismo en los Templos de India
Para los amantes de los países exóticos y desconocidos, India es uno de los territorios más imprescindibles y atractivos del mundo. En concreto destaca el templo Kandariya Mahadev, uno de los puntos favoritos y más populares entre los turistas de las distintas partes de la geografía mundial.

Situado en el parque vallado del grupo occidental de los templos, la construcción es un recorrido al mundo antiguo donde el visitante podrá descubrir los secretos más profundos de aquella época. La entrada cuesta tan solo 250 rupias, unos 4 euros aproximadamente.

Historia y erotismo en los Templos de India
En su arquitectura destaca una torre o sikhara de 31 metros de altura, aunque lo más emblemático de la construcción son sus estatuas talladas, en total son 872 donde están representadas escenas eróticas, dioses, bestias mitológicas y numerosas figuras tallas en piedra de una forma cuidadosa y elaborada que sorprende incluso al turista más exigente.

Las esculturas que decoran los templos se pueden clasificar en cinco tipos diferentes: dibujos geométricos y florales, las que representan la vida de la corte, los bailes o la música, y las actividades cotidianas. El tercer grupo está compuesto por figuras animales, colocadas en las molduras exteriores e inferiores de los templos para romper la monotonía de las figuras humanas. Otro elemento característico son las figuras de los dioses y diosas que componen el cuarto grupo y están situadas en el fondo de templo e en los nichos de los salientes.

Historia y erotismo en los Templos de India
Por último están las figuras femeninas que representan a parejas de amantes en escenas eróticas. Algunos estudiosos consideran que esta decoración pretendía enseñar el kamasutra a los más jóvenes, mientras que para otro los templos son un homenaje al matrimonio entre el Dios Shivá y la diosa Párvati. Otros en cambio atribuyen estas escenas pretendían ahuyentar los malos espíritus y a los rayos.