Los mejores destinos del mundo
Si estás planeando unas vacaciones inolvidables, pero todavía no sabes dónde ir, será mejor que no pierdas de vista nuestro artículo de hoy. En esta ocasión te proponemos unos destinos muy interesantes, que enamorarán a viajeros de todas las edades y gustos. Así que ponte cómodo y toma buena nota de unos destinos vacacionales que se alejan de las propuestas turísticas más tradicionales.

Los mejores destinos del mundo
Para los amantes de cultura más exótica y con un importante legado histórico, nada mejor que visitar la capital de India, Nueva Delhi. En este maravilloso y mágico rincón del mundo podrás ser testigo de un gran número de monumentos, de gran riqueza artística e histórica. Te esperan visitas tan inolvidables como el Taj Mahal, la Puerta de India, la tumba de Humayun o el patio real Raj Ghat, construido en honor a Gandhi.

Los mejores destinos del mundo
Otro de los mejores destinos del mundo son las románticas y vanguardistas capitales de Europa, donde destacan sobre todo París, Roma, Londres, Berlín, Amsterdam, Atenas y Barcelona, entre otras. Unas ciudades que tienen todo lo que cualquier turista necesita para disfrutar de unas buenas vacaciones, es decir monumentos, museos y galerías de arte, jardines y espacios naturales, y una agenda de actividades muy vanguardista. Destinos súper cosmopolitas, donde se dan cita turistas procedentes de todos los rincones del mundo, y que convierten a estas ciudades en unos destinos multiculturales.

Los mejores destinos del mundo
Aunque si eres un gran aficionado a la naturaleza y a los deportes de aventura, las mejores vacaciones te esperan en Nueva Zelanda. Un país cuya extraordinaria belleza paisajística es única en todo el mundo, y donde podrás escoger entre un sinfín de actividades, como trekking, senderismo, montañismo, puenting, surf, vela y otros muchos deportes marinos y de montaña.

Los mejores destinos del mundo para turistas de todas las edades e intereses, tanto para los amantes de la cultura y de la historia, como para los que quieren las emociones fuertes, o por el contrario, un plan más romántico.