Los mejores destinos de aventura
Los amantes del deporte y de las emociones fuertes tienen una cita en Costa Rica y en Nueva Zelanda, los destinos vacacionales perfectos para experimentar sensaciones únicas y desconocidas. Si estás buscando un lugar en el que disfrutar del riesgo y de los deportes extremos no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar estos países y al mismo tiempo maravillarte con la naturaleza, la cultura y la gastronomía de cada región.

Costa Rica es un país de Centroamérica cuyas playas están bañadas por el espectacular mar Caribe, un verdadero privilegio para sus habitantes que ofrece a los turistas de cualquier rincón de nuestro planeta la oportunidad perfecta para practicar cualquier tipo de deporte acuático, bajo los rayos del sol gracias a su extraordinario clima tropical.

Uno de los principales atractivos del país es el ecoturismo o turismo ecológico que atrae el interés y la curiosidad de buena parte de turistas que quieren conocer los numerosos parques nacionales y áreas protegidas repartidas por cualquier parte de Costa Rica.

Los mejores destinos de aventura
Otra visita muy recomendada si te apasionan las aventuras más extremas es Nueva Zelanda. El país situado en el Océano Pacífico está formado por dos asombrosas y espectaculares islas, con infinidad de posibilidades de ocio y deportes de riesgo.

Mientras la isla del norte constituye el núcleo comercial y de negocios más importante del país, la isla del sur es rica en paisajes y parques naturales, así que si te apasiona la naturaleza y las actividades relacionadas con ella, sin duda esta parte de Nueva Zelanda es tu destino ideal.

Las actividades que puedes practicar en este encantador país son innumerables, como por ejemplo viajes de aventura en canoa y kayak donde tendrás la oportunidad de recorrer los más de 1.500 ríos y lagos del país. También puedes practicar rafting, surf, espeleología y si el tiempo lo permite puedes incluso esquiar en los Alpes del Sur, donde encontrarás zonas especialmente habilitadas para este deporte.