Los Campos Elíseos de París
¿Qué se puede decir de la maravillosa y romántica capital francesa que no se haya dicho ya? Cuna de la moda, la sofisticación y la vanguardia por excelencia, es también uno de los destinos favoritos de muchos turistas amantes de esta gran ciudad y de su bella cultura.

París es una ciudad digna de ser visitada al menos una vez en la vida, un rincón inolvidable y privilegiado de la geografía francesa que no te defraudará en absoluto. Junto a la Torre Eiffel, la Catedral de Notre-Dame y el Museo del Louvre, los Campos Elíseos son otra de las visitas más recomendadas de la capital francesa.

Los Campos Elíseos de París
Esta enorme avenida tiene una longitud de casi dos kilómetros de largo y setenta de ancho. Si quieres recorrerla tendrás que empezar el paseo en la Place de la Concorde, lugar donde comienzan los Campos Elíseos, hasta el barrio de La Defense donde encontrarás el famoso Arco del Triunfo.

A lo largo de tu recorrido por la Avenida también descubrirás otros monumentos característicos de Francia como el Museo del Louvre, el Jardín de las Tullerías y el obelisco de la Concorde, entre otras construcciones de increíble valor artístico e histórico.

Los Campos Elíseos de París
Los Campos Elíseos son uno de los paseos más emblemáticos del país, escenario de importantes acontecimientos como el desfile militar del 14 de julio o la tradicional llegada del Tour de Francia que en tantas ocasiones habrás visto por televisión. El lujo y la ostentación se dan cita en este hermoso rincón de París donde encontrarás algunas de los comercios más caros del mundo y las firmas más importantes y prestigiosas del mercado.

Una visita totalmente recomendada, digna de ser disfrutada al menos una vez en la vida. Un consejo personal es que recorras esta avenida a pie para no perderte ningún detalle de todo los edificios, monumentos y demás que encontrarás a lo largo de tu paseo.