Alejandría y las Pirámides de Egipto
Un país que debes visitar al menos una vez en la vida es Egipto. Sin duda uno de los destinos más interesantes y con más historia del mundo y que conserva uno los tesoros más importantes del país y que es además la única de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo.

La Gran Pirámide de Keops, situada en la meseta de Gizeh, es la más antigua y la mayor de todas estas siete maravillas. En las afueras de El Cairo está la necrópolis donde se localizan también otras dos pirámides más, Kefren y Micerinos. Conservadas parcialmente se encuentran las Tres Pirámides Reinas y la Esfinge de Keops.

Alejandría y las Pirámides de Egipto
La Pirámide sirvió como tumba o cenotafio al faraón de la cuarta dinastía del antiguo Egipto Jufu, y el arquitecto encargado de la obra fue Hemon, un pariente de Jufu. A las cámaras de accedía desde el lado norte, por un pasaje descendente, obstruido por grandes bloques de granito, que comunicaba con dos pasadizos, uno ascendente que desembocaba en la Gran Galería y otra descendente que llega hasta la Cámara del Caos.

Alejandría y las Pirámides de Egipto
Si decides visitar Egipto otra visita obligada es la ciudad de Alejandría, la más grande del país. Conocida como la perla del mediterráneo, por su proximidad con El Cairo, sus calles demuestran el gran intercambio cultural que ofrece la ciudad. Un punto de interés turístico es el faro Pharos, una construcción de gran belleza arquitectónica. La ciudad de Egipto destaca por su carácter cosmopolita con numerosas mezquitas como la de Terbana o de Abbu El Mursi. El Museo Grecorromano construido en el año 1893 y está dedicado al arte alejandrino. La última recomendación antes de preparar las maletas es que el invierno es bastante lluvioso mientras que el verano es un clima caluroso y húmedo.