La mano del desierto en Chile
¿Alguna vez te has encontrado con un monumento realmente sorprendente y desconcertante en alguno de tus viajes? No cabe duda de que la imaginación y la creatividad humanas no tienen límites, y gracias a esto muchos turistas procedentes de cualquier rincón del mundo podemos disfrutar de unas magníficas y pintorescas construcciones que no dejan indiferentes a nadie.

No importante lo cerca o lejos que viajemos, ya que en cualquier territorio podemos ser testigos de construcciones emblemáticas y representativas de esa región en concreto. Valiosas obras de arte desde el punto de vista artístico e histórico que seguro que te dejan sin palabras, así que asegúrate de que no te olvidas la cámara de fotos, de lo contrario te arrepentirás.

La mano del desierto en Chile
Uno de estos monumentos tan inusuales como fascinantes lo encontramos en Chile, y en concreto al sur de la ciudad de Antofagasta, y su nombre es la Mano del Desierto. La construcción es obra del escultor chileno Mario Irarrázabal y está fabricada a base de hierro y cemento. Una soberbia obra artística que llama la atención incluso de los turistas más experimentados, y donde lo difícil es acercarse hasta el lugar, ya que se encuentra situada en la ruta CH-5, a 75 kilómetros al sur de la ciudad de Antofagasta.

Uno de los lugares favoritos de muchos turistas que viajan por esta carretera y se detienen asombrados ante el ingenio de esta curiosa obra de arte. Así que si estás planeando una visita a este asombroso país, no debes dejar de visitar esta magnífica construcción porque merece la pena hacerse una fotografía con esta mano gigante, y así sorprender a tus amigos y familiares. Un monumento que gustará tanto a pequeños, como a grandes y que es además una de las citas turísticas más importantes de todo el país.