La isla de Cerdeña
Si estás buscando un paraíso terrenal en el que perderte durante unos días y olvidarte del estrés de tu día a día, el lugar que estás buscando es la Isla de Cerdeña, una región autónoma de Italia. Son muchos los encantos que encierra esta fascinante y seductora isla, desde su privilegiada naturaleza, hasta las diferentes expresiones artísticas de su cultura.

La simpatía y hospitalidad de sus habitantes, su deliciosa y exquisita gastronomía y sus monumentos de gran riqueza artística e histórica, son algunos de los motivos que te acercarán a esta paradisíaca isla del Mediterráneo. Por eso te recomiendo que una de tus primeras visitas sea a Nuragas, unas estructuras megalíticas que están distribuidas a lo largo y ancho de la geografía de Cerdeña, y que se han convertido en uno de los símbolos más representativos de la isla.

La isla de Cerdeña
Tampoco puedes perderte Su Nuraxi di Barumini, un yacimiento arqueológico perteneciente a la cultura nurágica de la edad de Bronce, que está declarado Patrimonio de la Humanidad. Sin duda uno de los puntos más turísticos de Cerdeña que atrae el interés de todos los turistas procedentes de diversos rincones del mundo.

La isla de Cerdeña
Sin embargo, tu recorrido por los restos artísticos más antiguos de la isla no termina aquí, ya que también te aconsejo visitar las catacumbas fenicias de la Isla de Sant’Antioco, la Basílica de Sant’Antioco Martire que data del siglo XII, y la ciudad de Nora que también es de origen fenicio, aunque después paso a ser romana, tal y como demuestran los restos de su anfiteatro romano.

Será mejor que dediques tiempo a visitar todos estos rincones de la isla, si no quieres perderte ningún detalle, porque son muchas las cosas que tienes que ver. Y como complemento final para una escapa de lujo, nada mejor que saborear los platos más típicos de la gastronomía de la región, que harán las delicias de los paladares más exigentes.