La cueva más bonita del mundo
La isla italiana de Capri es un sueño hecho realidad, un encantador y paradisíaco territorio rodeado de unos espectaculares paisajes naturales, unas construcciones históricas de incalculable riqueza visual y arquitectónica, y una propuesta de ocio nocturno fuera de lo común. La isla se encuentra situada en el sur de Italia, concretamente en el golfo de Nápoles, un enclave natural donde podrás descansar y desconectar del frenético ritmo de vida de las grandes ciudades.

Si estás pensando en Capri para tu próximo destino turístico será mejor que tomes buena nota de algunos de los lugares más emblemáticos de la región. Tu primera parada puede ser la Grotta Azzurra, uno de los mayores espectáculos naturales de todo el mundo. Se trata de una caverna marina muy admirada en la antigüedad por los romanos, quienes consagraron la gruta como templo a las divinidades marinas.

La cueva más bonita del mundo
La cueva está rodeada de numerosos mitos y leyendas, lo que confiere al lugar de un cierto aire mágico y místico. Grotta Azzurra que mide aproximadamente unos 60 metros de largo y 25 de ancho, goza de una privilegiada situación que hace que el lugar adquiera un bonito y maravilloso azul turquesa, imposible de encontrar en ningún otro rincón del mundo.

La luz del sol penetra a través del agua y se refleja en cada espacio de la cueva convirtiendo Grotta azzurra en el mejor regalo que la isla de Capri puede ofrecer a los viajeros. Así que si te animas a hacer una pequeña escapada a esta inolvidable isla, no te olvides de acercarte a esta cueva, a la que es accede en barcas motorizadas, en autobús desde Viale De Tommaso o bien andando desde Anacapri, otro regalo de la naturaleza que tampoco puedes perderte.