La cordillera más alta del mundo
El Himalaya es uno de esos destinos turísticos que cualquiera de nosotros ha soñado visitar en algún momento de su vida, aunque tan sólo está al alcance de unos pocos privilegiados. La cordillera más alta del mundo se encuentra en el continente asiático y se extiende por Bután, China, Nepal e India. Un destino de aventuras tan sólo apto para los más atrevidos que quieren experimentar emociones fuertes y adrenalina en estado puro.

Además de los paisajes más espectaculares que puedas imaginar, y la flora y la fauna más típicas de la región, también podrás ser testigo de una ancestral y misteriosa cultura que envuelve el territorio. El único inconveniente es que la cordillera del Himalaya no está al alcance de cualquier turista, no sólo por cuestiones económicas, sino también por las condiciones geográficas del lugar que hacen que únicamente unos pocos expertos puedan ascender por sus montañas.

La cordillera más alta del mundo
A pesar de todo, existe en este asombroso espacio natural, una pequeña y encantadora ciudad turística conocida como Kargil, donde podrás disfrutar de agradables rutas de senderismo que te permitirán recorrer los alrededores de la ciudad, además de deleitarte con la gastronomía tibetana. Los sabores y los aromas más exóticos te acercarán a esta fascinante y atractiva cultura tibetana, que tanto interés despierta entre los esos trotamundos, que con mochila a cuestas disfrutan recorriendo hasta el último rincón de nuestro planeta.

La cordillera más alta del mundo
Si esperas encontrarte con una gran variedad de monumentos, comercios y restaurantes te equivocas, en Kargil la oferta de ocio es muy diferente a lo que estamos acostumbrados la mayoría de viajeros, y aquí precisamente se encuentra su encanto. Si te animas a visitar esta ciudad, debes saber que al tratarse de una ciudad musulmana se recomienda no vestir de manera provocativa, una norma que tanto hombres como mujeres deben respetar.