La Catedral de Milán, historia y majestuosidad
Milán es una ciudad italiana con muchos atractivos, en todos los sentidos, ya sea desde el punto de vista turístico, comercial o artístico. Sin embargo, en esta ocasión vamos a hacer una pequeña parada para hablar sobre una construcción cuyo diseño y majestuosidad no deja a nadie indiferente.

La Catedral de Milán es uno de los edificios más hermosos y espectaculares de toda la ciudad, y que conste que este bello rincón de la geografía italiana es rico en monumentos y obras artísticas. Considerada la segunda catedral católica romana más grande del mundo, tiene en total 157 metros de largo y puede albergar en su interior a 40.0000 personas. Lo que demuestra las enormes dimensiones de este solemne edificio que reúne diariamente a cientos de turistas ávidos de retratarse junto a la catedral.

La Catedral de Milán, historia y majestuosidad
Según han revelado distintas investigaciones, la Catedral de Milán fue construida en pleno corazón de la ciudad en la Antigua Roma, por aquel entonces denominada Mediolanum. La obra comenzó en 1386 por decisión del arzobispo Antonio da Saluzzo pero fueron necesarios más de 500 años, es decir hasta 1965, para terminarla complemente. De este modo, la construcción de esta sublime catedral ha pasado por las manos de distintos y prestigiosos arquitectos y figuras muy notables.

Si estás pensado regalarte unos días de descanso en Milán y quieres acercarte a la catedral, te conviene saber que el horario de visitas es de nueve de 9:00 a 17:45 horas, y su precio es de 7 euros, si decides coger el ascensor, y 5 si prefieres subir por las escaleras.

La Catedral de Milán, historia y majestuosidad
Una vez en el interior, puedes disfrutar de una completa colección de monumentos y obras de gran valor histórico y artístico. Entre ellas el sarcófago de los arzobispos Ottone y Giovanni Visconti, la estatua de San Bartolomé de Marco D’Agrate, el presbiterio formado por un coro, dos púlpitos y dos órganos, y los altares de Pellegrini, entre otros muchos puntos de interés turístico.