Hong Kong, capital de la arquitectura moderna
La ciudad china de Hong Kong es un auténtico espectáculo para los cinco sentidos. La ex colonia británica ofrece una visión absolutamente diferente de la China tradicional. Es además uno de los principales motores de la economía del país, una ciudad moderna y con multitud de actividades y propuestas culturales.

Los numerosos mercadillos callejeros situados en distintos rincones de la ciudad, donde se pueden comprar productos realmente insólitos, y la espectacular imagen nocturna que ofrece la Bahía Victoria iluminada, convierten Hong Kong en una ciudad especial y que no tiene nada que envidiar a ciudades como Nueva York o París.

Hong Kong, capital de la arquitectura moderna
Actualmente la ciudad es una de las capitales mundiales de la arquitectura moderna, y la segunda con mayor número de rascacielos. Uno de los puntos más turísticos se encuentra en el distrito central, sobre todo en las áreas de Admiralty y Wan Chai. Los amantes de la arquitectura y el diseño más vanguardista tienen una cita ineludible en Hong Kong, donde podrán contemplar quince de los rascacielos más altos del mundo que están aquí.

El skyline de Hong Kong es otro de los puntos más importantes, por eso el departamento de turismo de la ciudad organiza un espectáculo de sonido y de luces en el que participan numerosos edificios. El espectáculo puede ser visto todos los días de la semana desde la Avenida de las estrellas en Tsim Sha Tsui, Kowloon.

Hong Kong, capital de la arquitectura moderna
Otras actividades que también puedes realizar son paseos en barco alrededor de las islas, baños en las playas de Repulse Bay o de Deep Bay, dejarte seducir por la cultura más tradicional del país en el Centro de artes, e incluso asistir a los conciertos y piezas de teatro moderno que el City Hall organiza cada año.

Hong Kong es una ciudad que sorprende al viajero porque ofrece una visión muy moderna, vanguardista, con edificios realmente impresionantes y una innovadora arquitectura.