El museo más bonito de Suiza
Si quieres admirar la extraordinaria belleza artística de un país con tanta cultura e historia como Suiza, te aconsejo que te acerques al Museo Langmatt, que encontrarás en el espléndido parque de la Villa Langmatt en Zurich. No cabe duda de que se trata de una propuesta cultural muy diferente a lo que estamos acostumbrados la mayoría de nosotros, porque además de admirar la belleza de algunas de las pinturas más hermosas del impresionismo francés, también tendremos la oportunidad de disfrutar de un agradable paseo por el jardín del museo y saborear un delicioso picnic en compañía de toda la familia.

Una actividad perfecta para realizar en compañía de los pequeños de la casa, que tendrán la oportunidad de acercarse al arte europeo más importante, y si el tiempo acompaña, también disfrutar de los bonitos y cuidados jardines del museo. Sin embargo, el punto fuerte del Museo Langmatt se encuentra en sus espectaculares cuadros de nombres tan conocidos como Renoir, Monet, Cézanne, Gauguin y Van Gogh, entre otros.

El museo más bonito de Suiza
Una experiencia única en todo el mundo que no te puedes perder, tanto si viajas con niños, como si lo haces en compañía de tu pareja o de tus amigos. Y no te preocupes si eres un simple aficionado al arte, porque para admirar la increíble belleza y apreciar el talento de estos genios de la pintura no son necesarios demasiados conocimientos, tan sólo un poco de tiempo libre y mucha curiosidad.

El museo más bonito de Suiza
A lo largo de las distintas salas y espacios del Museo Langmatt, que data de 1990, podrás contemplar una interesante colección de pinturas que son un magnífico ejemplo del impresionismo europeo. Así que si en tus próximas vacaciones tienes pensado acercarte a Suiza, no dudes en visitar este museo y llevarte una cesta con comida para disfrutar de un picnic que recordarás durante el resto de tu vida.