El monte más alto de Turquía
El pico más alto de Turquía es el Monte Ararat, un volcán inactivo con su cima cubierta de nieves perpetuas, que es además el principal símbolo de Armenia. Desde el punto de vista histórico, se trata de un monte muy importante, ya que es el lugar donde se posó el Arca de Noé después del Diluvio Universal que se describe en la Biblia. Sin embargo, en cuanto a naturaleza se refiere, no cabe duda de que se trata de un rincón de gran belleza paisajística con una interesante particularidad, ya que se considera una de las cimas más singulares de la Tierra por su gran base y su espectacular silueta que abarca grandes dimensiones.

Además de sus sobrecogedoras vistas, el Monte Ararat también es testigo de un monumento histórico que es uno de los destinos turísticos más importantes de Armenia y que recibe numerosas visitas de turistas procedentes de diferentes rincones del planeta. Se trata del Monasterio Khor Virap, situado a 30 kilómetros al sur de Ereván, la capital de Armenia, una construcción muy popular por tratarse de un lugar de peregrinación en un entorno natural de incalculable belleza rural.

El monte más alto de Turquía
El monasterio juega un papel muy importante en la historia de Armenia, debido al encarcelamiento de un santo durante unos 13 años que curó al rey Tiridates III lo que supuso una importante ayuda para la aceptación del cristianismo en el país. Como ves el monte Ararat es un lugar especial gracias a sus numerosos encantos, con una historia muy interesante y antigua, una privilegiada naturaleza y unas mágicas y misteriosas leyendas que te dejarán sin palabras. Todo esto y mucho más te está esperando en un destino de ensueño, ideal para los turistas con espíritu explorador y muchas ganas de descubrir rincones desconocidos y exóticos de nuestro planeta.