El Kremlin de Moscú, símbolo de la capital rusa
Uno de los símbolos más característicos y simbólicos de la capital de Rusia es la espectacular imagen que ofrece el Kremlin de Moscú, un soberbio conjunto de fortificaciones y edificios civiles y religiosos situado en pleno corazón de la ciudad.

Seguramente habrás visto en más de una ocasión este espléndido conjunto arquitectónico, pero la oportunidad de verlo en primera persona no tiene precio. Para quienes no lo sepan, la palabra kremlin se utiliza para distinguir a la ciudadela de una ciudad.

El Kremlin de Moscú, símbolo de la capital rusa
En este caso, el Kremlin de Moscú es el más conocido de todo el país, con cuatro palacios y cuatro catedrales agrupados en el interior de un recinto delimitado por la muralla del Kremlin, con sus dos características torres de extraordinaria belleza.

La construcción definitiva del Kremlin con sus grandiosos edificios, ha convertido a esta ciudadela en el uno de los rincones más importantes del mundo, que incluso ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si decides visitar la ciudad y descubrir todo lo que te puede ofrecer una cultura tan desconocida para muchos de nosotros, no te olvides de acercarte a la Plaza Roja y al Jardín de Alejandro, dos espacios muy próximos al Kremlin de Moscú, y que te dejarán con la boca abierta.

El Kremlin de Moscú, símbolo de la capital rusa
El corazón histórico y político de la ciudad ofrece una vista mágica de este interesante conjunto de edificios, con una gran variedad de estilos arquitectónicos repletos de historia. La ciudad de Moscú se extendió alrededor de esta asombrosa fortaleza, considerada actualmente parte independiente y una de las más importantes de la ciudad, cuando durante el siglo XIV, la capital de Rusia se convirtió en el centro de un gran principado.

Una auténtica lástima es el limitado acceso de los turistas a estas espectaculares construcciones, ya que tan sólo pueden visitar un tercio del lugar, aunque eso sí podrás conocer las catedrales, las colecciones de la Armería, el Palacio del Patriarca y el Palacio Estatal del Kremlin que acoge frecuentemente conciertos y espectáculos de magia.