El Castillo más hermoso de Alemania
El Castillo de Neuschwanstein, situado en el estado alemán de Baviera, forma parte de esa larga lista de monumentos que debes visitar al menos una vez en la vida. Un rincón mágico e inolvidable que hará las delicias de los amantes de la arquitectura y de la historia, así que no toma buena nota de su nombre, porque se trata de uno de los edificios más fotografiados de Alemania, además de uno de los destinos turísticos más importantes.

No es necesario ser todo un experto en arquitectura para apreciar la increíble belleza de este castillo de estilo neogótico, que comenzó a construirse en 1866. Una época en la que no eran necesarias las fortalezas y que nació simplemente como un capricho del rey Luis II de Baviera. Sin embargo, en la actualidad es uno de los monumentos más simbólicos y representativos de Alemania, que está asociado a leyendas y personas medievales como Tristán e Isolda o Fernando el Católico.

El Castillo más hermoso de Alemania
Su enclave natural, rodeado de una exuberante vegetación, obsequia al visitante con unas espectaculares vistas de ensueño, además de una decoración ostentosa y al más puro estilo medieval con tapices inspirados en las óperas de Wagner, majestuosas lámparas de cristal y cuadros de gran valor artístico.

El Castillo más hermoso de Alemania
Su belleza arquitectónica es tal, que el Castillo de Neuschwanstein también ha servido de inspiración para la película de Walt Disney, La Bella Durmiente. Y por si todo esto fuera poco, la fortaleza medieval puede presumir de albergar el primer teléfono móvil de la historia y lo mejor de todo, unas espectaculares vistas a los Alpes. Así que no esperes más para descubrir todo lo que este inolvidable castillo puede ofrecer a los turistas más curiosos. Una visita obligada que te permitirá realizar un viaje a lejanas épocas historias, el lugar ideal para sentirse como un miembro de la realeza y vivir tu propio cuento de hadas.