cueva-doong-cueva-grande-mundo3
Tiene su propio río e incluso su propia selva. Escondida en pleno corazón de la naturaleza de Vietnam, la gruta de Sơn Đoòng presume de ser la cueva más grande del mundo.

Un título bien merecido, ya que esta caverna tiene unos 6,5 kilómetros y una anchura de 150 metros. Descubierta hace relativamente poco, en 1991, la cueva de Sơn Đoòng se encuentra en el Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang de Vietnam y es una auténtica joya de la naturaleza. En Destinolandia hacemos un pequeño recorrido a través de esta cueva para descubrir los secretos que encierra. ¡Comienza la aventura!

Un sorprendente descubrimiento

cueva-doong-cueva-grande-mundo3
Descubierta por pura casualidad, la entrada a esta impresionante cueva ha estado oculta durante millones de años. Una puerta que da acceso a la que, hasta el momento, es la cueva más grande del mundo.

La historia de su descubrimiento es realmente curiosa. Al parecer, un nativo de esta región vietnamita encontró la caverna en 1991 pero no recordaba cómo acceder al lugar. En el año 2009, su descubridor ayudó a un grupo de exploradores y científicos a realizar una travesía que finalmente les llevó a redescubrir este mágico escenario natural.

Una cueva tan bien escondida, que se cree que nunca ha sido habitada por el ser humano, ya que no se han encontrado ni estatuas ni pinturas prehistóricas ni grabados. Lo que se dice una joya en bruto de la Madre Naturaleza.

cueva-doong-cueva-grande-mundo3

Estalagmitas de más de 70 metros de altura

Para que te hagas una idea, la cueva es tan grande que tiene estalagmitas de más de 70 metros de alto. Todo un espectáculo para la vista que hace las delicias de los espeleólogos y amantes de la naturaleza. Sin embargo, esta maravilla no está al alcance de todas las personas, ya que el acceso a esta cueva es bastante peligroso. Así que a la cueva solamente tienen acceso científicos y expertos en este tipo de aventuras.

El resto de mortales tenemos que conformarnos con descubrir la belleza natural que encierra esta cueva a través de imágenes como las que acompañan a nuestro artículo. ¿Qué te parece?