Consejos para superar el jet lag
El jet lag es una de las principales molestias de los turistas que realizan viajes largos y que se ven afectados por el cambio horario. La perturbación del ciclo del sueño repercute en gran medida en nuestro organismo provocando trastornos como el cansancio, la fatiga, problemas digestivos, confusión e irritabilidad, entre otros. A algunas personas estos síntomas les afectan más que a otras, sin embargo podemos paliarlos para sufrirlos en menor medida.

Un consejo muy importante antes de emprender cualquier tipo de viaje es dormir muy bien, y por supuesto evitar el consumo de alcohol y de bebidas que contengan cafeína. Un remedio que aconsejan los expertos en salud es beber abundante agua para mantener hidratado nuestro organismo. Asimismo, es aconsejable dormir durante el viaje en avión o el medio de transporte en cuestión, si quieres descanso absoluto recuerda llevar contigo tapones para los oídos, antifaces, almohadas y demás artículos que consideres necesarios para ayudarte a conciliar el sueño.

También es importante comer mucho pero en pequeñas cantidades, por ejemplo una pieza de fruta o verdura durante el trayecto. La ropa también es otro factor importante, y en este sentido te aconsejo llevar prendas cómodas y confortables que permitan facilidad de movimientos y perfecta adaptabilidad.

Durante el viaje debes estirar las piernas de ven en cuando, un pequeño paseo para caminar y realizar estiramientos es fundamental para evitar que se agarroten los músculos después de muchas horas sentado en la misma postura. Algunas personas aconsejan recurrir a las gafas de sol para reducir la intensidad de la luz y así engañar a nuestro reloj interno. Aunque la visita al médico y los medicamentos contra el mareo y el dolor de cabeza, en el caso de las personas más sensibles, puede ser importante para paliar los efectos del jet lag.