Cliffs of Moher, los acantilados de la locura
Irlanda ofrece unos hermosos y típicos paisajes donde el verde es el color protagonista, su entorno natural presente en la mayor parte de su geografía lo demuestran. Uno de los rincones que no debes olvidarte de visitar es Cliffs of Moher, situada en la Isla Esmeralda.

Unos espectaculares acantilados que explican a la perfección la cultura irlandesa, se trata de un paisaje de una belleza sobrecogedora que ha de ser visto al menos una vez la vida. Si estás pensando en hacer un viaje a Irlanda aprovecha para visitar este rincón de la naturaleza irlandesa, porque desde luego no te arrepentirás.

Cliffs of Moher, los acantilados de la locura
Los acantilados pueden ser visitados haciendo una excursión. Puedes informarte y comprar tu billete, que cuesta alrededor de 70 euros, en cualquiera de los municipios de Dublín, Cork o Galway. La visita a estos acantilados se centra sobre todo en el mirador y en el centro de visitante, y su duración aproximada es de una hora y media.

Si prefieres ir por tu cuenta también puedes hacerlo, de este modo te moverás con total libertad y podrás disfrutar del paisaje sin limitaciones de tiempo, así no te dejarás ningún rincón sin visitar. Puedes coger un autobús desde Dublín o Galdway hasta Doolin y alojarte el tiempo que quieras en cualquiera de los alojamientos que ofrece la ciudad irlandesa. Hay una ruta de senderismo llamada Burren Way para hacer el paseo más cómodamente, tan solo tienes que escoger una de las dos direcciones, si tienes tiempo puedes hacer ambas. Una de ellas te lleva a los acantilados directamente, mientras que la otra te acerca al Parque Natural The Burren.

Cliffs of Moher, los acantilados de la locura
Estos acantilados se elevan 120 metros sobre el océano Atlántico y tienen una longitud de 8 kilómetros. Su increíble extensión explica que el lugar sea el punto de encuentro favorito donde se reúnen cientos de turistas que se quedan realmente boquiabiertos con las vistas que ofrecen. Desde luego el nombre que reciben estos acantilados también conocidos como los Acantilados de la locura describen muy bien la zona.