chichilianne-un-encantador-pueblo-de-los-alpes-franceses1
Al abrigo de las montañas se encuentra uno de los pueblos más impresionantes de Francia. Para los amantes del turismo rural, Chichilianne es una visita obligada.

Su espléndida ubicación ofrece a los turistas unas vistas magníficas de los Alpes Franceses. Un pequeño pueblo protegido por las montañas, que es un remanso de paz y tranquilidad. Hoy viajamos hasta esta localidad francesa para respirar aire puro. ¿Te vienes?

Turismo de altura

Situado a unos 7.000 pies de altura, Chichilianne es una población y comuna francesa que está situada en la región de Ródano-Alpes, concretamente en el departamento de Isère (en el distrito de Grenoble y cantón de Clelles).

Su magnífica localización es, sin duda, uno de sus principales atractivos. Porque no todos los pueblos pueden presumir de unas vistas de lujo a las montañas. Tan solo tenemos que alzar un poco la mirada y para encontrarlas, altas y majestuosas, siempre dispuestas a ser exploradas.

chichilianne-un-encantador-pueblo-de-los-alpes-franceses1

A los pies del Monte Aiguille

Y es que el turismo rural es uno de los planes preferidos de los turistas que se acercan hasta aquí. A los pies del Monte Aiguille, una de las montañas más conocidas del país, y rodeado de naturaleza, este encantador pueblo nos ofrece una oferta turística de lo más apetecible.

Rutas de senderismo, auténtica y deliciosa gastronomía francesa, acogedoras casas rurales, naturaleza virgen, paisajes únicos, descanso y bienestar e incluso deportes y actividades estivales tanto en verano como en invierno.

chichilianne-un-encantador-pueblo-de-los-alpes-franceses1
A nivel cultural, Chichilianne es el típico pueblo de montaña. Sus edificios son la estructura típica. Destaca sobre todo el encanto de la decoración rural y materiales en sintonía con la naturaleza, como la piedra y la madera.

Arquitectura tradicional

Pero además, en este pequeño y encantador pueblo también encontramos edificios que forman parte del patrimonio de esta región. Destaca especialmente el Castillo Ruthières del siglo XIV, que se conserva en perfectas condiciones con su torre de tejado cónico. Otra visita muy recomendable es el Castillo Passières, también del siglo XIV. Tampoco demos olvidarnos de la Iglesia Románica cuyo pórtico con arco en media punta hará las delicias de los amantes de la arquitectura.