El último paraíso de África
África es un continente plagado de lugares que sobrepasan nuestra capacidad de asimilación. El río más largo del mundo, las selvas más impenetrables y los desiertos más ardientes forman parte de la geografía de este fascinante continente. Los lagos africanos son vastas extensiones de agua donde la vida bulle, y que han formado parte de la historia de los descubrimientos geográficos más fascinantes.

Sobre estas líneas podéis ver una hermosa imagen del lago Tanganika, cuya gigantesca lámina de agua se divide entre cuatro países: Tanzania (que se lleva la mayor parte, con un 41% del lago perteneciendo a este país), Zambia, República Democrática del Congo y Zambia. Se cree que el lago Tanganica es el segundo más grande del mundo en volumen después del lago Baikal de Siberia.

El último paraíso de África

Cabo Verde, un paraíso cercano
Los viajes a Cabo Verde se hicieron muy populares hace unos años por su precio asequible. Este archipiélago cercano a las Islas Canarias se encuentra en el Océano Atlántico y pertenece al continente africano, lo que hace real ese dicho tan recurrente: “tan lejos, tan cerca…” Y es que Cabo Verde se ha ganado a pulso su sobrenombre: el Caribe africano, aunque la verdad es que estas islas están bastante menos explotadas que la costa homónima sudamericana, por lo menos en lo que a turismo se refiere.

Cabo Verde está formado por nueve islas, de las cuales tres son las de mayor tamaño y con más relevancia en cuanto a turismo, cultura e interés: Isla de Sal, Boavista y San Vicente.

Cabo Verde, un paraíso cercano

La Isla de Pemba en Zanzíbar
Zanzíbar es un archipélago africano que forma parte de Tanzania, y que es sin duda un paraíso sobre la faz de la Tierra. Dos islas grandes y varias pequeñas lo forman, siendo las principales Zanzíbar y su compañera, la Isla de Pemba. Estos parajes nos traen a la mente las historias de Simbad el Marino, las rutas de las especias, los fondos submarinos más espectaculares y todo el misterio y el encanto de las costas africanas.

Si bien Zanzíbar es un lugar bastante turístico durante el verano, Pemba se ha conservado alejada de las hordas de visitantes y todavía ofrece una naturaleza casi virgen para descubrir.

La Isla de Pemba en Zanzíbar

Essaouira, la Perla del Atlántico
Marruecos no es sólo Marrakech, Fez, el desierto o el Atlas. Este país del Norte de África cuenta también con muchos kilómetros de costa, en los cuales podemos descubrir preciosas ciudades y pueblos cuyas casas blancas reflejan su inmaculada presencia en el azul profundo del océano Atlántico. Probablemente una de las más hermosas sea Essaouira, un lugar muy conocido por los amantes del surf y el kite-surf, que atesora una medina que a día de hoy es Patrimonio de la Humanidad.

Sin embargo, a pesar de su belleza, Essaouira sigue estando fuera de muchos circuitos turísticos del norte africano, y por eso la ciudad continúa manteniendo un encanto muy particular.

Essaouira, la Perla del Atlántico

Riad de lujo en Marrakech
Marrakech es una ciudad de ensueño, donde el tiempo parece no haber transcurrido desde hace siglos. La Ciudad Roja es meca de viajeros y amantes del arte y la historia, pero también del exotismo y las tradiciones de los pueblos del norte de África. Tan cerca, tan lejos… Grandes escritores como Paul Bowles o Juan Goytisolo se enamoraron de esta región y establecieron sus vidas en ciudades como Tánger en el primer caso, o Marrakech precisamente en el caso del escritor español.

En Marrakech hay muchos lugares donde alojarse, pero en este caso hemos dirigido nuestra mirada a un enclave lleno de encanto, tranquilidad y atractivo: Dar Justo, un riad (antigua casa tradicional) edificado en el siglo XIV y que se encuentra muy cerca de la plaza Jemaa-el-Fna.

Riad de lujo en Marrakech

Turismo en Guinea
En el golfo de Guinea, encontramos las islas de Santo Tomé y Príncipe, un paraíso natural de ensueño que atrae a numerosos viajeros procedentes de todos los rincones del mundo. En este archipiélago tropical tendrás la oportunidad de practicar una amplia variedad de deportes rurales, además de asombrarte con unos paisajes extraordinarios que te dejarán sin aliento.

Este exótico país está formado por dos pequeñas islas que convierten a Santo Tomé y Príncipe en el país más pequeño del continente africano. Un lugar acogedor, inolvidable y muy tranquilo, donde podrás dejar a un lado tu frenético ritmo de vida y rodearte de una exuberante naturaleza de gran belleza y riqueza medioambiental.

Turismo en Guinea

La medina más antigua del mundo
Fez es una de las ciudades más importantes de Marruecos, con el permiso de Casablanca y Rabat, además de la capital del Islam en este exótico destino. El rincón perfecto para descubrir algunos de los monumentos más espectaculares y emblemáticos de Marruecos, donde serás testigo de la auténtica arquitectura de la región.

Por eso te recomiendo que tu primera parada en la ciudad sea la Medina de Fes el Bali, la parte más antigua de la ciudad cuya espectacular belleza y riqueza arquitectónica te dejará sin palabras. Una medina de grandes dimensiones y con unas estructuras medievales en perfecto estado de conservación.

La medina más antigua del mundo

Escalada y senderismo en el Kilimanjaro
Tanzania es uno de esos destinos que no tenemos la oportunidad de conocer tan a menudo como a muchos nos gustaría. Así que si estás pensando en disfrutar de unas buenas vacaciones sin mirar el bolsillo, no dudes en lanzarte a la aventura y descubrir Tanzania.

Un país muy diverso situado en la costa este de África Central, donde tendrás la oportunidad de practicar todas las actividades y deportes de aventuras que se te pasen por la cabeza. Prepárate para poner a prueba tu adrenalina y descubrir el auténtico turismo activo.

Escalada y senderismo en el Kilimanjaro