Catedral de Siena en Italia
Los eternos enamorados de las construcciones religiosas y de la arquitectura, tienen una cita con la hermosa y romántica Italia. A lo largo y ancho de su territorio serás testigo de un gran número de monumentos y construcciones de incalculable valor histórico y artístico, que convierten a Italia en uno de los principales destinos turísticos por excelencia.

Con una oferta cultural tan importante, puede que la Catedral de Siena te resulte un poco desconocida, pero te aseguro que su visita es de lo más recomendable, ya que es el templo principal y sede episcopal de la ciudad italiana que da nombre a esta majestuosa construcción, Siena.

Catedral de Siena en Italia
La Catedral es la excusa perfecta que estabas buscando para visitar la inolvidable región de la Toscana, que es donde se encuentra este emblemático edificio religioso de estilo gótico. En su decoración destacan principalmente sus detalles ornamentales realizados en mármol blanco y verdoso, además de los colores característicos de Siena que son el blanco y el negro.

Catedral de Siena en Italia
Un lugar fascinante y mágico con un pasado histórico importante, ya que la Catedral fue restaurada en pleno siglo XIX, tras caer en el abandono y la decadencia debido a la peste negra que devastó la ciudad en 1345. Pese a todo, la Catedral de Siena se ha convertido en el lugar de reunión favorito de muchos turistas procedentes de todos los rincones del mundo, y de una extraordinaria belleza que nada tiene que envidiar a las construcciones religiosas más importantes y famosas del mundo.

¿Y qué mejor forma de poner fin a tus vacaciones culturales que saborear los platos más típicos de la gastronomía de la región? En ese caso, no dudes en acercarte a cualquiera de los restaurantes italianos que encontrarás en Siena, y como broche final el inconfundible Gelato Italiano, el mejor souvenir que ofrece el país a sus visitantes.