Catedral de Berlín
La Catedral de Berlín es un templo de la Iglesia Evangélica situado en la capital alemana que ofrece un majestuoso espectáculo para todos los enamorados de la arquitectura más antigua de nuestro viejo continente. Aunque llamarla Catedral no sería del todo correcto, ya que nunca ha sido el lugar de residencia de ningún obispo católico, sino más bien un templo protestante.

En cualquier caso hay una cosa de la que puedes estar seguro, la Catedral de Berlín es uno de los principales puntos turísticos de la ciudad, donde se concentran cientos de viajeros curiosos procedentes de todos los rincones del planeta. Además, la Catedral goza de una espléndida ubicación al estar situada muy cerca de la Isla de los Museos, que otra de las atracciones turísticas de Berlín que más visitas recibe.

Catedral de Berlín
Construido sobre los cimientos de un antiguo templo barroco del siglo XVIII, fue víctima de los constantes asedios durante la Segunda Guerra Mundial, lo que provocó que tanto su cúpula como la parte interna del inmueble quedaran seriamente dañadas. Sin embargo no tienes de qué preocuparte, ya que en la actualidad se encuentra en perfectas condiciones y permite a los turistas apreciar la majestuosa belleza del templo.

Si tienes la oportunidad de acercarte a esta Catedral, no puedes olvidarte de ascender los 270 peldaños que te llevarán hasta la parte más alta, desde donde podrás apreciar la ciudad berlinesa en todo su esplendor, unos espectaculares paisajes a vista de pájaro que te dejarán sin aliento. Por eso tan importante que no te olvides de meter la cámara de fotos en tu maleta. Un recorrido por la historia y la arquitectura más emblemática y representativa del país, además de una de las mejores formas de descubrir la auténtica cultura alemana.