Castillo de Rosenburg en Austria
El Castillo de Rosenburg es uno de los más populares de Austria y quienes lo visitan entienden por qué. Una espectacular edificación renacentista, a pesar de que fue construida en el siglo XII en el estilo románico. Los turistas que se acercan a este maravilloso rincón de la geografía austríaca descubren un lugar repleto de historia y con unos espectaculares detalles arquitectónicos de exquisita belleza.

No cabe duda de que es un lugar emblemático, de esos que nos transportan a otras épocas y donde cada uno de sus rincones desvelan un pasado histórico que se ha convertido en la atracción favorita de muchos turistas procedentes de todas partes del mundo. Su espléndida situación, en pleno corazón de la naturaleza austríaca y rodeado de una exuberante vegetación hacen de este lugar una visita memorable y mágica, que permanecerá en tu retina durante mucho tiempo.

Castillo de Rosenburg en Austria
No hace falta ser un auténtico experto en arquitectura para saber apreciar la majestuosidad de este soberbio castillo, tan sólo necesitas un poco de curiosidad y una cámara de fotos para capturar la mejor instantánea. Una construcción medieval a través de la cual podrás acercarte al estilo de vida de aquellas lejanas épocas históricas, que ahora cobran vida gracias a las novelas y a esas míticas películas con caballeros y dragones. Durante el siglo XV el Castillo fue ampliado incorporando unos elementos arquitectónicos de estilo gótico. Sin embargo, la historia es muy caprichosa a veces, y el castillo actual es fruto de una reconstrucción, porque entre los años 1593 y 1597 una parte importante de la antigua edificación fue derribada.

Esta remodelación convirtió al castillo es una fortaleza especial con la que hacer frente a los invasores húngaros. Pero aquí no termina la historia, ya que después de todas estas aventuras, el castillo fue protagonista de la boda de la hija de un mariscal, de hecho en la actualidad todavía pertenece a esta familia, Hoyos-Sprinzenstein.